martes, 27 de enero de 2015

En el 183 cumpleaños de Lewis Carrol

Hoy es el 183 aniversario del nacimiento del escritor y fotógrafo británico Charles Ludwidge Dodgson, más conocido como Lewis Carroll (1832-1898), a quien debo no sólo mi pasión por la literatura, sino también mi conocimiento de la lengua inglesa, y de todos los caminos que dicho conocimiento me ha abierto. A Carroll debo también mi amistad, no por más breve menos atesorada, con Luis Maristany (1937-1992), quizá el mejor traductor de Carroll al castellano.

Al finales del verano 1977, entre unos libros de mi padre que estaban pendientes de embalarse antes de su traslado al nuevo apartamento al nos íbamos a mudar al inicio del curso, me encontré con Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, en ediciones del Libro de Bolsillo de Alianza Editorial, que yo entonces pensaba que sólo publicaba cosas muy serias. Hasta ese momento, lo único que sabía de Carroll es que, además de haber escrito Alicia en el país de las maravillas, había sido también matemático. 




Ignoraba por completo que el libro tuviera una segunda parte, y que pudiera tener el más mínimo interés para los adultos. Por aquellos tiempos de mi incipiente adolescencia, yo era, culturalmente hablando, un tarugo cuya lectura más seria era La llamada de la selva de Jack London, y cuyos gustos en materia de libros que no se fuesen cómics se decantaban sobre todo por las novelas originales de Tarzán escritas por Edgar Rice Burroughs. Para mí Alicia consistía sobre todo en una película de Disney que sólo conocía en una versión en cómic, y alguna adaptación ñoña que, en algún momento, se había cruzado en mi camino.

Pero aquellos dos libros que tenía en las manos parecían novelas, si bien estaban profusamente ilustrados con unas imágenes de un estilo anticuado pero atractivo, y además estaban repletos de notas. Había en ellos algo subyugante que decía, imperiosamente, “¡Léenos!”

Y así lo hice. Aquel final de vacaciones de 1977 será para mí siempre aquel en el que me leí por primera vez los libros de Alicia en la traducción (pionera entre las versiones integrales) de Jaime de Ojeda, publicada en Madrid por Alianza Editorial en 1970 (Alicia) y 1973 (Alicia a través del espejo). Me enamoré no sólo de ellos, sino de su autor y de la época en la que vivió, de la que se hablaba con detalle en las notas. Éstas también se referían a menudo a los juegos de palabras “intraducibles” que salpicaban la obra, y que hacen aconsejable leerla en el original.

Esto último hizo que a mí, que estudiaba inglés a regañadientes porque no le veía ninguna utilidad práctica, me entraran unas ganas irreprimibles de dominar esa lengua. Eso no impidió que todavía durante el BUP me suspendieran varias veces esa asignatura, pero el caso es que en 1981, con dieciocho años cumplidos, ya puede decirse que podía leer más o menos de corrido cualquier texto en esa lengua. Eso lo pude constatar en el verano de ese año, cuando fui a perfeccionar la lengua a… Dublín. Sí, Dublín. Podría haber elegido Oxford, es verdad, pero es que para entonces otra pasión literaria me consumía (sin que por ello la anterior me hubiese abandonado).


En efecto, lo habéis adivinado: por aquel entonces yo había caído a los pies de James Joyce, y aquel viaje a Irlanda tenía menos que ver con el aprendizaje de la lengua inglesa que con el impulso de peregrinar a los santos lugares joyceanos: la torre Martello de Sandycove, el número 7 de la calle Eccles… Pero esta es otra historia, que ya os contaré (o no) en el siguiente aniversario.

jueves, 22 de enero de 2015

BOOKTUBER

Hay una nueva moda literaria: los booktuber, gente que comenta los libros que lee en vídeo, pero no solo eso, también se pueden comentar los libros que no lees; cómo los tienes puestos en la estantería; el próximo libro que te mueres por leer; si te gusta más el formato electrónico o el papel... La idea es hacerlo de un modo desenfado, como si se lo contaras a un amigo. 

Al parecer el fenómeno empezó, como tantas otras cosas, en EEUU, luego le siguieron muy de cerca los latinoamericanos, sobretodo México, Argentina y Chile, y ahora la cosa se está extendiendo por el resto del mundo.

La gente de Seebook, con la que ya he comentado que colaboro, me propuso hacer booktuber para ellos y me pareció un reto interesante. No me gusta verme en vídeo, creo que eso le pasa a casi todo el mundo, pero me gusta hablar de libros y creo que a fuerza de práctica se puede ir mejorando. 

Aquí os dejo los primeros seebooktuber que hemos grabado en los que hablo de Sé lo que estás pensando de John Verdon, un thriller psicológico bastante entretenido y sin más pretensiones, y El capote de Nikolái Gógol, una absoluta obra maestra que conviene releer. 






jueves, 15 de enero de 2015

Mirar con ojos nuevos...

Hemos tenido un poco olvidado el blog, ya se sabe, las Navidades y los viajes familiares...

El caso es que queríamos compartir una cita que encontramos en una exposición de fotografía que vimos en la Sala Municipal de Exposiciones de San Benito de Valladolid y que recogía fotos de la colección privada de Guido Bertero. Si os interesa saber más de la exposición podéis leer un pequeño artículo AQUÍ

La cita, por sí sola, es hermosa: 

"El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en mirarlos con ojos nuevos".
Marcel Proust


viernes, 28 de noviembre de 2014

El capote de Gógol ilustrado y en Seebook

Siempre he dicho que soy una persona afortunada. Y eso hace que me ocurran cosas bastante buenas, y cuando me ocurren cosas malas; bueno, en fin, pienso que siempre hay algo que aprender de todo. 

Entre las cosas buenas que me han pasado últimamente y que me hacen sentirme "afortunada" es que tengo la oportunidad de colaborar en labores de producción y gestión administrativa en un proyecto nuevo y muy prometedor: Seebook. Se trata de una start up de Barcelona que ha creado un concepto muy original y lleno de fuerza: el libro electrónico que se puede regalar o coleccionar por medio de una tarjeta bastante bonita. 

Compras la tarjeta en una librería y luego por medio de un código QR o alfanumérico te descargas en PDF, ePub o MOBI el libro que has comprado. Podéis obtener más información sobre Seebook, dónde comprarlo y los libros que tienen en catálogo pinchando AQUÍ

Este miércoles hicieron una presentación en la librería Laie de Pau Claris, en Barcelona, de uno de los Seebooks con el título de El capote de Gógol ilustrado por Noemí Villamuza y editado por Nórdica.



Después de la presentación - en la que hablaron Rosa Sala Rose, de Digital Tangible, la empresa que gestiona Seebook, Diego Moreno, de Nórdica y Noemí Villamuza, la ilustradora - las personas que adquirimos un seebook tuvimos la suerte de que la ilustradora nos lo dedicara y nos hiciera un dibujo. 

Con mi acostumbrada suerte, volví a casa con una preciosidad en el bolso: este original de Noemí.


Noemí Villamuza tiene bastantes libros ilustrados, os invito a dar un vistazo a su página web porque realmente merece la pena: noemivillamuza.com


viernes, 21 de noviembre de 2014

ORÍGENES

Hace unos días hemos ido a ver una película que nos ha gustado mucho I Origins, títulada en español simplemente como Orígenes

La historia juega con la idea poética de vincular las ojos, en concreto el iris, diferente en cada uno de nosotros, con el alma, y con la posibilidad de demostrar si ésta existe y si nos transciende más allá de la muerte.


Fotograma de la película: Orígenes

La película parte del supuesto de crear una importante base de datos de iris de distintas personas, de manera que cuando buscas uno en concreto, puedas saber a qué persona pertenece y dónde se registró. Sólo puede haber una persona con un mismo iris. Es único e irrepetible. Pero, ¿y si apareciese otra persona con el mismo iris en otro lugar del mundo?  ¿Tendría eso algún significado? ¿Podría haber alguna conexión entre esas dos personas? Una viva y otra muerta.

La película juega con esa idea y me parece que el final está fantásticamente resuelto. La música es envolvente y la fotografía muy buena. 

Está es la segunda película del director Mike Cahill. Aunque nos gustó más su primera película Another earth. Ésta no dejamos de recomendarla. Podéis ver el trailer y escuchar un poco la banda sonora pinchando AQUÍ.   

En cualquier caso, lo que está claro es que nunca se va a volver a repetir ni el mismo lugar, ni el mismo entorno, ni tiempo, ni las mismas personas que nos rodean. Eso que conforma también ese "quién soy", "quiénes somos".



domingo, 9 de noviembre de 2014

LEYENDAS DE TONO de KUNIO YANAGITA


A través del Arte podemos entrar en contacto con otros mundos. La capacidad de imaginar y de visualizar aquello que "no es real" se hace posible gracias a la pintura, la palabra, la fotografía...

Las historias siempre nos han hablado del encuentro con "lo extraordinario", que vive muy cerca de nosotros, que nos es muy próximo y que al verbalizarlo nos lo hace accesible. 

Porque... ¿seríamos capaces de soportar un encuentro con "lo extraordinario" sin atemorizarnos"? 

El Arte le da un marco "lógico", a lo que se sale de la lógica. 

Y, no nos equivoquemos, necesitamos ese encuentro con lo extraordinario, con lo irracional, lo inexplicable...

Cuando además viene envuelto en algo hermoso, nosotros, al menos, lo encontramos irresistible.

Si a vosotros os ocurre esto también, no podéis dejar de leer este libro del que os hablaremos a continuación y del que también os dejaremos una pequeña muestra acompañada de una foto, como no, "extraordinaria". 

El libro es The legends of Tono de Kunio Yanagita. Nosotros lo tenemos en versión inglesa, pero se público en castellano traducido del japonés en el 2013, por la editorial Quaderni con el título: Mitos Populares de Japón. Leyendas de Tono.

Es la recopilación del repertorio de un solo narrador. El libro es muy especial, pues convirtió a su autor en el equivalente japonés de los hermanos Grimm ya que con él nació en Japón el folklore como ciencia. Resulta casi inverosímil que así sea, pues más que una voluminosa colección de cuentos maravillosos (que alguno hay) este tomito de menos de cien páginas es un conjunto de leyendas, descripciones de costumbres tradicionales e incluso de lo que los folkloristas llamamos memorates, esto es, relatos en primera persona sobre experiencias con lo sobrenatural. 

En un lenguaje sencillo, descriptivo y poético, se narran escenas cotidianas, donde cuando menos te lo esperas ocurre algo sobrenatural, que te sobrecoge. 

Por esas conexiones artísticas hacemos esta asociación entre el texto de Yanagita y la foto (sí, es una foto) del fotógrafo pictorialista chino Dong Hong-Oai (1929-2004)





In Yamaguchi village, a household head named Kichibei went to Mt. Nekkodachi to cut some bamboo grass. He wrapped the grass into bundles, put it on his back, and was about to stand up when the wind came rustling across the field of  bamboo grass. He looked up and saw a woman with a baby on her back come out of the woods in the distance and walk across the bamboo grass toward him. She was fascinating, and, as in the previous story, she had long black hair trailing behind her. The straps that fastened he baby to her were made from wisteria vines. Her kimono was of the common striped colth, and the lower part, which was worn out, was patched with a variety of leaves. Her feet did not seem to touch the ground. She approached unhesitatingly, passed indifferently before him, and went off into the distance. His illness, which began with the fright of that moment, continued for a long time. He recently died. 
 Translated by Ronald A. Morse

En la aldea de Yamaguchi, un cabeza de familia de nombre Kichibei fue al monte Nekkodachi para segar hierba de bambú. Hizo hatos con la hierba, y estaba a punto de ponerse en pie cuando un viento atravesó susurrando el campo de hierba. Alzó la mirada, y vio a una mujer con un bebé a la espalda salir del bosque que había más allá y caminar hacia él a través de la hierba. Era fascinante y, como en el relato anterior, arrastraba tras de sí una larga cabellera negra. Las correas con las que tenía sujeto al bebé eran de liana de wisteria. Su kimono era de paño a rayas corriente y la raída parte inferior estaba remendada con diversos tipos de hojas. No parecía que sus pies tocaran el suelo. Se acercó sin vacilar, pasó con indiferencia delante de Kichibei y se perdió en la distancia. Su enfermedad, que empezó con el pavor de ese momento, se prolongó largo tiempo. Murió hace poco. 
Traducción J.M de Prada-Samper 


viernes, 31 de octubre de 2014

HERMANA DE HUESOS

He pensado que hoy era un día muy adecuado para colgar el primer vídeo propio en nuestro blog. Es un vídeo casero realizado por nuestro amigo el folklorista Pepe Pedrosa, donde cuento un relato africano del que hay muchas versiones, la mía es una adaptación inspirada en la lectura que encontré en The girl who married a lion de Alexander McCall Smith. Espero que os guste.