miércoles, 25 de febrero de 2009

COLGADOS DE LA LIANA

El pasado viernes 20 de febrero, en el Centro Cultural Valentina de Barcelona, nuestra la liana empezó a caminar. Fue una muy grata experiencia y los dos estamos muy satisfechos. Nuestros oyentes fueron pocos, pero selectos.



De la liana, que podeis ver en estas fotos, colgaban diez objetos, que contenían un total de doce historias (es decir, había algún objeto que tenía más de una historia), y contamos siete de ellas, tres yo y Helena otras cuatro.


Yo conté "Las ventanas del zorro", un mito de los indios del pueblo de Ácoma, el episodio inicial de "La que fue entragada", un largo relato, también mitológico, de los Haida de la Columbia Británica, recogido hace más de 100 años de boca del narrador ciego John Skay, y "El origen de la risa y el llanto", un mito de los gadaba, un pueblo tribal de la India.


Helena contó "La hermana de huesos", un cuento matabele de Zimbabwe, "La araña negra", una leyenda suiza, "Carpas como las soñadas", un relato del escritor japonés Ueda Akinari (1734-1809) y el episodio inicial de "Latkakawas", un ciclo mitológico de los indios modoc de California y Oregón, recogido en 1884 por Jeremiah Curtin de labios de la narradora Martha Lawver (c. 1819-1913).


Un riesgo que entraña este tipo de propuesta, cuando hay dos narradores, es que uno de ellos tengan que contar varias veces seguidas, o incluso que domine toda la sesión.


Pero el azar quiso en este caso que nos alteránarmos durante todo el tiempo.



Tuvimos la impresión de que el público se lo pasó bien durante la hora y pico en que estuvimos contando y, desde luego, os puedo asegurar que nosotros lo pasamos en grande.

3 comentarios:

Cristina - madhatter wannabe dijo...

¡Que concepto más fantástico el de la liana de los cuentos! Vuestra foto está chulísima. Espero que se repita y poder asistir.

Agustín dijo...

Yo también espero que se repita... la próxima seremos más público, fijo, pero igual de selectos, eh!

Estupenda crónica y estupenda foto!

Hasta pronto desde los almendros en flor de Cal Jep

Agustín

Helena y Jose dijo...

Pues nosotros ardemos en deseos de volver a colgar la liana!

Ya se nos han ocurrido algunos cuentos más que nos gustaría añadir.

Os tendremos informados!